VIVIR EN LA PASIÓN DE LA VERDAD

Por: José L. Guzmán

No imaginaría “El Más Universal de Todos Los Cubanos”, que “Patria”, su obra periodística cumbre, la cual vio la luz el catorce de marzo de mil ochocientos noventa y dos, constituiría el principal motivo de toda una jornada en celebración de la prensa cubana.

La Publicación que creció apegada a la realidad de una época en la que Cuba luchaba en aras de desprenderse del colonialismo ibérico, desde su primera edición  devino luz y faro de la  emigración en tierras del norte revuelto y brutal, y desempeñó un importante papel en la unión de las fuerzas que llevarían a cabo la Guerra Necesaria, rompiendo las cadenas en los alzamientos del veinticuatro de febrero de mil ochocientos noventa y cinco.

Del pensamiento y la pluma del Apóstol, hasta nuestros días y trascendiendo  los umbrales del tiempo como huella indeleble del legado del Martí periodista, nos llega la verdadera razón de ser de nuestra profesión en sus palabras:

«La prensa debe ser coqueta para seducir, catedrática para explicar, filósofa para mejorar, pilluelo para penetrar, guerrero para combatir. Debe ser útil, sana, elegante, oportuna, valiente. En cada artículo debe verse la mano enguantada que lo escribe y los labios sin manchas que lo dictan”.

Hoy, los periodistas cubanos al calor del lema “La verdad necesita de nosotros”, esgrimimos las doctrinas del maestro cual escudo y espada de luz para plasmar en nuestras creaciones la vigencia del ideal martiano, el cual nos incentiva a agasajar la efeméride con el objetivo de vivir en la pasión de la verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *